La tragedia de Amuay

30 agosto, 2012 § Deja un comentario

La explosión ocurrida en la madrugada del pasado sábado ocasionada por un escape de gas en la Refinería de Amuay, perteneciente al Complejo Refinador de Paraguaná en el Estado Falcón, el más importante del país, que hasta los momentos ha dejado un trágico saldo de 41 fallecidos y 84 heridos, según cifras oficiales,  ha conmovido a todo el país. Se trata de un hecho muy lamentable, y en tal sentido, reciban los familiares de las víctimas, nuestra sentida palabra de condolencia, y los deseos de una pronta recuperación de los heridos.

Venezuela está de luto por esta tragedia, y deben intensificarse las medidas necesarias para erradicar este tipo de eventos en nuestra industria petrolera. No es el propósito emitir  juicios valorativos sobre lo ocurrido, sin embargo la Asociación Civil Gente del Petróleo que en reiteradas ocasiones ha denunciado ante la Fiscalía General de la República y la opinión pública los numerosos accidentes en las instalaciones petroleras,  recordó que desde 2003 hasta la fecha, se han reportado 79 accidentes en ese centro de refinación (Cardón y Amuay), con 19 trabajadores fallecidos y 67 lesionados.

Ante la nueva contingencia, y por tratarse de un evento del más alto interés nacional, se exige una exhaustiva investigación, seria, responsable y transparente. No es conveniente que aquí solo actúe el Comité de Investigaciones de PDVSA. En una comisión investigadora de alto nivel, deben participar además, representantes de las universidades, el Colegio de Ingenieros de Venezuela y la Sociedad Venezolana de Ingenieros de Petróleo.

La Ley Orgánica de Prevención, Condición y Medio Ambiente de Trabajo (LOPCYMAT), establece que ningún trabajador podrá ser expuesto a la acción de agentes químicos o de cualquier otra índole, (…) sin ser advertido por escrito y por cualquier otro medio idóneo de la naturaleza de los mismos, de los daños que pudieren causar a la salud,  y es obligación de cada trabajador, notificar a la supervisión inmediata los riesgos presentes en su medio de trabajo.  Todo ello en base  a minimizar o eliminar los riesgos, y prevenir así la ocurrencia de accidentes.

Deben eliminarse los riesgos existentes en las instalaciones petroleras y refinerías,    para que no se conviertan en campos de muerte. En los actuales momentos también se impone la solidaridad y el apoyo a las familias de estos venezolanos que perdieron la vida y de los heridos.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo La tragedia de Amuay en Antonio Ledezma.

meta

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: